• El Gobierno Provincial está culminando la infraestructura tras un costoso sondeo de aguas subterráneas en Les Llargueres
  • Moliner: “Hoy es un día histórico que cierra décadas en las que la escasez de agua lastraba el desarrollo futuro de esta zona”

  •  

 

12 de diciembre.

La Diputación de Castellón contribuye con la realización del pozo de Benassal-Vilafranca en su compromiso con revertir la situación de despoblación del interior de la provincia y garantizar con este suministro de agua el futuro de empresas y municipios de la zona en la que habitan 3.500 castellonenses. El Gobierno Provincial está culminando junto a la Generalitat la infraestructura que responde a una histórica demanda de agua en la zona y que garantizará ese abastecimiento tras un costoso sondeo de aguas subterráneas en la zona de Les Llargueres, una infraestructura de alta complejidad por la dificultad de extraer agua en la zona.

El presidente de la Diputación, Javier Moliner, ha visitado hoy junto al president de la Generalitat, Ximo Puig, y los alcaldes de Vilafranca, Óscar Tena, y de Benassal, MªLuz Monterde, las instalaciones del pozo que el Gobierno Provincial está sufragando para asegurar el abastecimiento futuro de agua a ambas poblaciones, un servicio fundamental para garantizar y promover la actividad de sendos municipios, tanto por parte de su población como de su industria.

Moliner ha asegurado que “hoy es un día histórico para la comarca de Vilafranca y Benassal. Decenas de años viendo cómo la escasez de agua lastraba las posibilidades de desarrollo de una comarca que tiene en el desarrollo industrial una buena parte del futuro depositado. Hoy la colaboración de todas las instituciones, la Diputación, los ayuntamientos y la Generalitat, hace posible que habiendo perforado más de mil metros de profundidad tengamos una garantía de agua para el futuro de esta comarca. Una garantía de recursos que sustentará las oportunidades que aquí se puedan instalar”.

Cabe recordar que la Diputación contribuye con esta actuación con 10.000 euros a la adquisición de los terrenos en los que se ubica el pozo.

Uso poblacional e industrial

El impulso de esta actuación responde a una demanda básica de agua que en el caso de Benassal afecta directamente a su núcleo poblacional, cerca de 1.200 habitantes, sobre todo en la época estival cuando se duplican sus habitantes con el problema de abastecimiento que ello genera. “Los problemas de abastecimiento de agua son una piedra en el camino del desarrollo y las oportunidades turísticas y económicas del pueblo y este nuevo pozo resolverá dicho problema”, ha destacado Moliner.

La actuación de la Diputación da respuesta a un problema que en Vilafranca afecta directamente al tejido industrial y laboral del pueblo, y de toda la comarca, ya que la necesidad de un mayor abastecimiento viene marcada por el uso del mismo que realiza una empresa textil de la zona. “Esta empresa constituye el motor económico de la comarca y la principal fuente de empleo para muchos castellonenses para los que la ayuda a esta empresa es un refuerzo a su estabilidad laboral”, ha remarcado el presidente provincial.

Repoblem, el interior de la provincia en positivo

El presidente de la Diputación ha hecho hincapié en que este importante paso de la Diputación hacia el interior da continuidad al programa ‘Repoblem’, impulsada por el Gobierno Provincial para revertir la situación de despoblación que afecta al interior de la provincia. “Igualar las oportunidades en las zonas del interior de la provincia y asegurar servicios básicos como en este caso el del abastecimiento del agua es vital para atraer nuevas oportunidades económicas y que los castellonenses decidan ubicar en el pueblo su lugar de residencia. Seguimos potenciando la igualdad de oportunidades y la mejora de la calidad de vida en todo el territorio provincial”.