• La empresa adjudicataria reactiva además estos días los trabajos en las zonas centro y sur, en las que se trabaja de forma intensa para intentar paliar las molestias que generan los dípteros

 

La Diputación de Castellón activará este lunes 12 de agosto los tratamientos para combatir la presencia de mosquitos en los municipios de la zona norte de la provincia, que completarán así los trabajos desarrollados desde finales de julio en las áreas centro y sur. La primera planificación apuntaba a la actuación a mediados de esta misma semana  pero ajustes técnicos de la empresa adjudicataria, ADDA OPS S.A.  han obligado a trasladar al lunes que viene el inicio de la campaña en las comarcas del norte.

Así, según la nueva planificación, la estimación es que el 12 de agosto comiencen las fumigaciones por el entorno de la desembocadura del río Les Coves, en término municipal de Alcalà de Xivert.  Para el 13 de agosto la idea es acudir a la Marjal de Peñíscola, a caballo de esta localidad y Benicarló, dejándose para el día 14 Morella. La semana quedará completada el viernes 16 de agosto en el Río Benifarguell, entre Santa Magdalena de Pulpis y Cervera del Maestre, si bien para la semana siguiente podrían seguir desarrollándose nuevas actuaciones. En cualquier caso, se trata de una planificación estimada ya que los trabajos son susceptibles de modificaciones según las necesidades diarias de reforzar algún punto en concreto.

María Jiménez, diputada provincial de Medio Natural, ha insistido en el “gran trabajo que han realizado los técnicos de la casa” para conseguir la autorización para tratamientos aéreos y terrestres en el 90 por ciento de los municipios de la provincia”.

Esta nueva fase en el norte se suma pues a centro y sur, asumidas por la empresa Lokímika, adjudicataria de los dos primeros lotes que puso en marcha la Diputación Provincial. Así, Borriana, Nules, Vilavella y Cabanes fueron los cuatro primeros términos en los que empezaron a trabajar la empresa desde el 25 de julio, día en el que comenzó la campaña. En todos los casos se han desarrollado actuaciones terrestres, aunque en el proyecto también estaban incluidas acciones aéreas puntuales con la utilización de drones.

De forma paralela al inicio de los trabajos en la zona norte de la provincia por parte ADDA OPS S.A, los sectores centro y sur siguen con su actividad de la mano de Lokímika. De hecho, se han planificado también nuevas intervenciones durante esta semana:

-Lunes 12 de agosto: Río Seco entre Vilafranca y Benassal, Viver y Jérica.

.-Martes 13 de agosto: Río Balseta y Carbón entre Ludiente, Zucaina y Cortes. Sacañet, Teresa y Bejís.

.-Miércoles 14 de agosto: Villahermosa del Río y Castillo de Villamalefa, Algimia de Almonacid y Vall de Almonacid.

.-Viernes 16 de agosto: Río Flao, en Vilanova d’Alcolea y Torre d’en Doménec, Sueras y Villamalur.

El actual equipo de gobierno de Diputación Provincial de Castelló, como se recordará, completó a mediados de julio su plan para el control de los mosquitos en las comarcas castellonenses con la adjudicación del último de los lotes que faltaba. La Junta de Gobierno, en su despacho extraordinario, dio el martes 16 de julio el visto bueno al Lote 1, centrado en las comarcas del norte de la provincia. La empresa adjudicataria en este caso es ADDA OPS S.A. y el montante económico, IVA incluido, rondará los 236.000 euros.

La propuesta llegó un día después de la firma del contrato con la empresa Lokímika, que ya había resultado adjudicataria de los dos primeros programas. El Lote 2, con un montante cercano a los 250.000 euros, se refiere a la zona centro de la provincia, y el segundo, valorado en unos 260.000 euros, para el área sur de Castelló. Estos dos primeros lotes han permitido fumigar en los siguientes municipios: Sector Sur (Borriana, Alqueries, Nules,  Vilavella, Moncofa, Xilxes, La Llosa, Almenara, Almassora, Vila-real, la Vall d’Uixó, Betxí, Artana y Sector Centro (Torreblanca, Cabanes, Oropesa, Benicàssim, Castelló, Borriol, Pobla Tornesa, Vall d’Alba, Benlloch, Serra d’en Galceran, Vilanova d’Alcolea, Vilafamés y Sant Joan de Moró).

Con estos pasos se certifica el impulso a un plan que, desde la llegada del actual gobierno provincial que lidera José Martí, ha sido prioritario dadas las necesidades de los municipios de la provincia. Desde la Diputación Provincial se ha considerado que la división en tres lotes del procedimiento de contratación era la medida más adecuada para poder llevar con la mayor eficacia los tratamientos, ya que así se puede responder con más rapidez ante cualquier contingencia que se presente.

Por otro lado, cabe recordar que el pleno de la Diputación Provincial celebrado en julio aprobó una Declaración Institucional en la que se insta a todas las administraciones con competencias en la lucha contra la plaga de mosquitos a que trabajen de forma conjunta, leal y coordinada para conseguir una solución efectiva y duradera a este problema que tantas molestias está creando a la ciudadanía. El texto contó con el voto afirmativo de todos los grupos: PSPV-PSOE, Partido Popular, Compromís y Ciudadanos.

En la Declaración Institucional también se solicita que las administraciones competentes aporten los recursos económicos necesarios para los tratamientos y la activación de las brigadas especiales antimosquitos, además de la colaboración del Instituto Valenciano de Investigaciones Agrarias y la inclusión de la provincia en el proyecto regional europeo para el control de mosquitos invasores.