• El Gobierno Provincial subvenciona los Sant Antoni declarados de interés turístico y difunde los eventos organizados en los pueblos
• Martínez: “Estamos muy orgullosos de nuestras tradiciones y fomentamos su potencial para generar riqueza en los pueblos”

13 de enero.

La Diputación de Castellón promociona y colabora con las fiestas de Sant Antoni como emblema cultural, turístico y tradicional que enorgullece a toda la provincia. Así, el Gobierno Provincial subvenciona las fiestas de Sant Antoni declaradas de interés turístico y colabora además en la difusión de los actos organizados con motivo de esta fiesta en muchos municipios de la provincia a través de su servicio de imprenta o a través de sus canales de Redes Sociales.
El vicepresidente y diputado responsable de Turismo, Andrés Martínez, ha asegurado que “las fiestas que se celebran en los pueblos de toda la provincia son un rico patrimonio que cuidar no solo por su valor de tradición y orgullo, sino porque son una fuente de oportunidades”.
Martínez ha destacado que estas ayudas “permiten también desestacionalizar el turismo y hacerlo una oportunidad económica y laboral para los pueblos durante todo el año. Además, las tendencias turísticas exigen la promoción de un turismo de experiencia y de sensaciones, ya que los visitantes no solo quieren estar, sino también hacer. Hay mucha gente que decide su destino en función de las fiestas y las actividades complementarias”.
En ese sentido, Martínez ha destacado que “contribuimos, por tanto, a que los pueblos generen este turismo de experiencias que invite a que más personas nos visiten más veces durante todo el año”.
Gracias a estas inversiones las principales celebraciones de la provincia pueden multiplicar las oportunidades y el beneficio económico que generan en los municipios.

Impulso a las Fiestas Declarados de Interés Turístico
En 2019 la Diputación destinará hasta 90.000 euros para que los diferentes municipios puedan potenciar las actividades para atraer a miles de visitantes durante las diferentes celebraciones declaradas de Interés Turístico, como es el caso entre las fiestas de San Antonio, la Santantonà de Forcall o el Sant Antoni de Vilanova d´Alcolea.

Cabe señalar que través de esta iniciativa, la institución subvenciona hasta el 50% de la promoción de estos acontecimientos singularmente atractivos para que atraigan todavía a más visitantes y reviertan al máximo en riqueza y dinamización turística de los municipios donde se celebran.
Esta línea de trabajo de la Diputación de Castellón se contextualiza en el objetivo estratégico del Gobierno Provincial de ayudar a todos los municipios de la provincia a hacer del turismo una oportunidad de todo el año. De hecho, como anunció Moliner, en los últimos años se ha pasado de una temporada turística de apenas tres meses a una de más de siete meses ya, lo que permite consolidar el empleo y mejorar la cualificación de los trabajadores del sector.
El objetivo de desestacionalizar y de poner en valor la singularidad de los pueblos de Castellón se suma al de conseguir que los pueblos sean más ambiciosos en sus perspectivas turísticas y sean capaces de crear su producto turístico con la máxima calidad posible.
“Estas ayudas forman parte de toda una batería de medidas para ayudar a los municipios de la provincia a que sean más ambiciosos turísticamente hablando. Era una petición que nos habían realizado los distintos ayuntamientos y que, con esta iniciativa, se da respuesta de forma reglada para que todos los pueblos que puedan acceder en igualdad de condiciones”, ha indicado Martínez.

Deixa una resposta

Please enter your comment!
Please enter your name here