España se caracteriza por ser un país con una gran oferta turística. Con la llegada del verano, se convierte en uno de los lugares de referencia por el hecho de tener un clima estupendo, unas playas de ensueño y una oferta en el ámbito de la hostelería verdaderamente única. En este último aspecto, es importante tener en cuenta que la competencia a la que hacer frente, es verdaderamente dura. Según un informe publicado por la consultora Nielsen, en nuestro país existen cerca de 260.000 establecimientos, con una apertura el pasado año de 7.500 nuevos. Por ello, es necesario cuidar hasta el más mínimo detalle y el diseño, es nuestro gran aliado. La carta del menú sirve de presentación del establecimiento y es una buena forma de atraer visualmente al cliente. Por ello, es necesario imprimir un diseño original, destacando sobre el resto al optar por un tríptico como presentación en un papel distinto, con un grosor particular. Todo ello, puede encontrarse en https://www.marcaprint.com/tripticos.html y es una excelente forma para ser diferente al resto.

 

La importancia de una carta de menú bien diseñada

Actualmente, vivimos en un mundo donde absolutamente todo, comunica. Debido también al auge de Internet y en definitiva, al desarrollo de las nuevas tecnologías, tenemos que destacar especialmente. Como bien indicábamos anteriormente, la carta de menú es sumamente importante, puesto que podría constituir el currículum vitae de un determinado bar o restaurante. Como todo en la vida, existen algunos establecimientos que no optan por un gran diseño y ello, suele traducirse en una pérdida de clientes potenciales y por ende, de dinero. Así, lo mejor es contactar con profesionales del sector como un diseñador gráfico para crear la carta de menú.  Optando por un tríptico, conseguirás un mayor espacio que deberás distribuir adecuadamente.

En cuanto a las consideraciones a tener en cuenta, es importante que respire. Es decir, optar por espacios en blanco y no saturar con excesivo texto. De esta forma, ganarás confianza y tranquilidad en el cliente. Por ello, es aconsejable no incluir más de 5 platos por cada categoría. Por otra parte, es importante que el logo del local transmita adecuadamente los valores del establecimiento y que los colores empleados en él, se plasmen de alguna manera en la carta con pequeños toques sutiles. Como suele decirse en diseño, menos es más, así que olvida los trazos imposibles y las filigranas y céntrate en algo sencillo, simple y que funcione.

Por otra parte, es necesario tener muy en cuenta las sugerencias. Se trata de platos especiales no incluidos en la carta que no deben rebasar el número de 4 o 5. Además, se debe tener muy en cuenta que deben incluirse en el mismo apartado del menú, sino que deben aparecer en un apartado distinto. De esta forma, no se confundirá excesivamente al cliente. Un aspecto a tener muy en cuenta, es el hecho de que cada vez están surgiendo más alergias y nuevas tendencias alimentarias como el veganismo. Por ello, será muy positivo para el local incluir algún plato de este tipo y aportar una leyenda con los ingredientes que pueden ocasionar alergias a los clientes. Entre ellos, los frutos secos o el huevo, son los grandes protagonistas que deben aparecer. Asimismo, se pueden incluir imágenes, pero conviene no saturar la carta con ellas. Por otro lado, si necesitas inspiración, siempre puedes acudir a Pinterest.

Es importante que la carta esté correctamente explicada, pero atendiendo a las palabras correctas. No es una buena idea que se explique de forma oral la carta, puesto que los clientes con la variedad de platos olvidarán cuál es que desean escoger. Por ello, hay que ser escueto y dejar al cliente que decida por su cuenta cuál es el plato que más se adecúa a sus gustos. Si hablamos de la redacción de la carta, hay que apostar necesariamente por una ortografía impecable, bien estructurada y con los precios bien especificados para que los clientes no se lleven sorpresas desagradables.

Vivimos en un mundo donde lo visual prima en primer lugar frente al sabor. No hablamos únicamente de que los platos contengan una armonía y una decoración cuidada, sino que la carta de menú, deberá contener dichos adjetivos. Asimismo, las redes sociales constituyen una verdadera oportunidad a la hora de atraer público, por lo que cuidar estos detalles y plasmarlos en fotografías que se compartirán en ellas, siempre será de ayuda.

Ahora que conoces cuáles son las claves más importantes para comunicar correctamente en la carta de menú, es hora de que empieces a aplicarlos progresivamente para conseguir el éxito. Huye de todo aquello que haga la competencia, pero siempre con sentido y con gusto, apostando por la impresión de trípticos. Asimismo, no dudes en invertir una cierta cantidad de dinero para que el diseñador gráfico y la imprenta realicen el trabajo de la mejor manera. Sólo así, dedicándole un tiempo y cuidado a este detalle, conseguiremos que los clientes se sientan más cómodos, contentos y en definitiva, que deseen volver a nuestro establecimiento. Sin embargo, no olvides que el plato también es importante, por lo que ponle sabor a cada uno de ellos.