Llevamos solo dos jornadas disputadas en la Champions League y ya hay varios equipos con el agua al cuello. El máximo torneo continental, el que más atracción genera no ha hecho más que empezar, pero no por ello deja de brindar encuentros emocionantes.

El Real Madrid se la juega en su visita a Estambul

Uno de los equipos que se la juega es el Real Madrid. El equipo entrenado por Zinedine Zidane solo ha podido obtener 1 de los 6 que se han disputado. Cayó con estrépito en Francia ante un Paris Saint Germain plagado de bajas en la zona delantera y, después, no pudo pasar del empate en casa ante la supuesta cenicienta del grupo, el Brujas belga.

El equipo merengue viaja a Estambul para medirse al Galatasaray turco en el Ali Sami Yen, un estadio que, aunque no se le da especialmente bien, supuso un punto de inflexión el año en el que el Real Madrid logró la Décima. Los merengues llegan con la presión añadida de haber caído en Liga ante el Mallorca y haber cedido el liderato de la competición doméstica en favor del Fútbol Club Barcelona. Un tropiezo del Madrid, especialmente una derrota, complicaría mucho las opciones de pasar a octavos de final del equipo madridista.

Pero los blancos no son el único equipo que se juegan sus opciones de superar la fase de grupos en las próximas jornadas de Champions League. El último subcampeón, el Tottenham atraviesa un mal momento de juego y resultados. Ante el Estrella Roja de Belgrado intentará dar un giro a una situación que no pinta demasiado bien después de que en la jornada anterior fuesen vapuleados por el Bayern de Munich.

El Inter de Milán de Antonio Conte ha quedado encuadrado en un grupo difícil. Fútbol Club Barcelona y Borussia Dortmund son equipos de mucha entidad para un equipo que ha vuelto a la élite del fútbol europeo y que quiere volver a ser grande. Debe empezar a ganar ya.

El Valencia se juega el pase a octavos en un grupo en el que están el Ajax, que venció con facilidad a los ches en la jornada anterior, y el Chelsea, un equipo con un gran potencial. Por si fuera poco, también debe enfrentarse al Lille francés, que tiene la capacidad para ganar a cualquier conjunto del grupo.

El grupo G es uno de los, a priori, más igualados de la Liga de Campeones. Los 4 equipos: Zenit de San Petesburgo, Olympique de Lyon, Red Bull Leipzig y Benfica, tienen un nivel similar y tiene pinta de que no se decidirá todo hasta el final. Un histórico de la Champions, el Benfica, donde juega el español Raúl de Tomás, necesita empezar a sumar de 3 en 3 después de haber perdido sus 2 primeros encuentros.

Los favoritos para esta edición

El Manchester City de Pep Guardiola sigue siendo el máximo favorito para conquistar esta Liga de Campeones. Los citizens, favoritos también el año pasado, no pudieron confirmar su condición de máximos aspirantes.

El Barcelona es el segundo candidato a la victoria y el vigente campeón, el Liverpool, aparece en tercera posición. El Atlético de Madrid y el Real Madrid, son el séptimo y el octavo favorito respectivamente.

Aún queda mucho fútbol que vivir en esta Champions League. A disfrutar.