• Critican que el presupuesto del Consorcio no atiende sus demandas para mejorar el servicio público y acusan al diputado de priorizar sistemas de falsos voluntarios en detrimento de los profesionales.

Los sindicatos UGT, CCOO y SPPLB alertan de las limitaciones con las que se encuentran a diario los bomberos del consorcio provincial de Castellón para prestar un servicio público que pueda garantizar una rápida y eficaz actuación para proteger la seguridad de los ciudadanos, garantizar la calidad del servicio, disminuir los riesgos de los Bomberos y reconocen que el servicio se está viendo gravemente mermado por la falta de recursos, tanto humanos como materiales ya que mientras en los demás SPEIS de la CV realizan un incendio de vivienda, por ejemplo con 15 Bomberos, en el Consorcio de Castellón, el mismo servicio se realiza con 4 Bomberos. Lo mismo pasa en toda la tipología de servicios.. Comentan que “con el modelo de Consorcio que propone el diputado del PSOE Abel Ibáñez no se solucionan estos problemas, es más, se agravan al priorizar en un servicio basado en voluntarios y olvidarse de los más de 200 profesionales que forman la plantilla de esta administración”.

Las reacciones se suceden después que se aprobara en la Asamblea del Consorcio Provincial de Bomberos la propuesta de presupuesto para 2020 que asciende a 19,69 millones de euros. Según fuentes sindicales “este presupuesto demuestra la continuidad de lo heredado por el PP y el poco interés del nuevo diputado por renovar el consorcio y potenciar un servicio público esencial profesional que esté a la altura que los ciudadanos se merecen. Como por otra parte había anunciado el Presidente de la Diputación cada vez que ha tenido la ocasión.

Las protestas ante la falta de personal de este colectivo no son nuevas y es que los sindicatos llevan reclamando un aumento de plantilla y que se cubran las vacantes desde hace varios años. Advierten que el envejecimiento de la plantilla del consorcio es un problema prioritario pues más de la mitad del personal operativo se jubilará en menos de 10 años. La elevada edad de los bomberos sumado al abultado número de vacantes pendientes a cubrir, es la consecuencia que los parques profesionales se encuentren a diario en servicios mínimos, si sumamos el elevado número de servicios, la gravedad de los mismos, la cada vez más dilatada población, concluimos que se está prestando una atención a los ciudadanos insuficiente. Además, la falta de personal obliga a los bomberos a trabajar de forma extraordinaria, en muchas ocasiones doblando turnos durante fines de semana, días festivos, vacaciones… para poder garantizar la prestación del servicio lo que genera importantes gastos en la partida de gratificaciones a la vez que pone en riesgo a los profesionales que actúan a diario en precario con los mínimos establecidos.

Y no solo el personal es uno de los grandes problemas con los que cuenta el consorcio, los sindicatos critican que en el presupuesto del 2020 no se contemplen partidas para solucionar los graves problemas en riesgos laborales, donde existen numerosas denuncias que obligan al consorcio al cumplimiento de la legislación, la insuficiente formación específica para las diferentes secciones así como el pésimo mantenimiento de los vehículos del consorcio y el deplorable estado de los centros de trabajo donde los profesionales desarrollan su actividad.

Tras muchos años de gobierno del Partido Popular la degradación ha sido constante en el Consorcio Provincial de Bomberos de Castellón (en comparación con los otros servicios de bomberos de la Comunidad Valenciana) y a los sindicatos se les está acabando la paciencia. Así quedó de manifiesto en la pasada Mesa de Negociación del 4 de noviembre donde los tres sindicatos votaron en contra a todos los puntos propuestos por el consorcio. Según fuentes sindicales “Estamos de acuerdo en que hace falta una reforma integral del organigrama y funcionamiento del consorcio pero lo propuesto por el diputado del PSOE de forma unilateral, sin negociación ni consulta previa, no se puede aceptar. Es necesario cambiar el modelo de gestión del consorcio de bomberos y apostar por el futuro o el servicio a los ciudadanos no se podrá garantizar”.

Ahora, una vez conocido el presupuesto del consorcio de bomberos los sindicatos estudian las acciones a tomar si no se atienden sus principales demandas que son la restructuración del consorcio, la ampliación de la plantilla asemejándola al resto de SPEIS de la Comunidad Valenciana, la implantación de la Carrera Profesional pactada y aprobada con la anterior Administración y la prestación de un servicio profesional en toda la provincia de Castellón