PROYECTO CASTOR

  • Jordi Navarrete reprocha que se sigan cobrando estas cantidades a los consumidores de gas tras las últimas sentencias judiciales que han anulado indemnizaciones y obligado a devolver los pagos atribuibles a peajes por el almacén

 

Madrid, 5 de diciembre de 2018

El senador de Compromís por Castelló, Jordi Navarrete, ha denunciado hoy que el Gobierno haya ocultado durante meses la cifra real de gas que se llegó a inyectar en el almacén subterráneo Castor. Fueron 114.506,92 metros cúbicos de un total de 1.900 millones previstos, es decir apenas un 6% de lo inicialmente previsto, por los que se pagaron 39,2 millones de euros que se siguen cobrando a los consumidores a día de hoy, según ha admitido el Gobierno a Compromís en una respuesta parlamentaria.

El proyecto fue un desastre económico y financiero desde que comenzó el desvío económico respecto el presupuesto inicialmente previsto y los sobrecostes y siguió el fiasco con las inyecciones de gas y los terremotos. En la actualidad los efectos de esta chapuza y el descrédito que supuso este proyecto siguen retribuyéndose a Enagás Transporte, titular de este almacén y que siguen abonando los consumidores de gas natural de forma injusta”, ha indicado el senador.

Gracias a Compromís se van conociendo las retribuciones que todavía se están pagando por un almacén inservible Castor que se compensó de forma expresa a la empresa Escal UGS a pesar de no cumplir con las operaciones para las que estaba diseñado. “A tenor de las informaciones que nos ha entregado el Gobierno a nuestras preguntas hemos conocido que se han pagado a lo largo de 2018 a Enagás Transporte un total de 3.558.265,84 euros. Nos sorprende que después de anulada la indemnización al proyecto por el Constitucional y que el Supremo obligue a devolver a los consumidores los pagos atribuibles al almacén Castor, se les sigan cobrando los costes y peajes previstos en las órdenes ministeriales anuales”, ha reprochado Navarrete.

Para el senador de la coalición “el silencio, la opacidad que rodea a Castor y los intereses en juego que han existido por la connivencia con la clase política deben acabar. Los consumidores deben tener acceso a la información existente, abrir las ventanas a la transparencia y que los ciudadanos dejen de ser los paganos de una chapuza de la que nadie ha asumido responsabilidades y que el PP evita investigar a toda costa”.

Los actuales Presupuestos del Estado contienen 96 millones de euros en indemnizaciones vinculadas a los costes de operación y para la hibernación de Castor que realiza Enagás. Navarrete ha reprochado que estas cantidades se estén abonando “a pesar que nadie nos ha facilitado todavía ninguna auditoría sobre el estado de la planta, su correcto funcionamiento y diseño y castigando a los consumidores por encima de los verdaderos causantes de este despropósito de la ingeniería y del sistema energético”, por lo que ha anunciado que reclamará nueva información al Gobierno y les ha conminado a que se siente de una vez a analizar las distintas alternativas con las que cuenta la ministra de cara a desmantelar el proyecto, para que deje de suponer un peligro para las comarcas más cercanas y un agravio para los consumidores.