NOTA DE PRENSA

 

  • Los populares trasladarán al Ministerios las peticiones de los funcionarios de prisiones para garantizar la seguridad de los empleados y los internos

 Los senadores de Partido Popular en la Comunitat Valenciana, Fernando de Rosa, Salomé Pradas y Vicente Martínez, han visitado el centro penitenciario de Albocàsser tras la última agresión sufrida por varios funcionarios del centro penitenciario.

Los senadores se han reunido con el sindicato del CSIF y la asociación “Tu abandono me puede matar” para escuchar las reivindicaciones de los funcionarios de prisiones, un colectivo desconocido por la sociedad, cuya labor no está reconocida y que se juegan la vida con los delincuentes que la sociedad no quiere.

Tal y como ha explicado la senadora del PP por Castellón, Salomé Pradas, “los funcionarios solicitan la adaptación y actualización de los medios materiales para poder afrontar aquellos actos violentos por parte de los internos hacia los trabajadores, con equipos de intervención, dotando también de aquellos más básicos como: walkies, guantes anticorte, grilletes y chalecos, así como de equipo médico y psiquiátrico”.

Se trata de proteger a los funcionarios, así como al resto de los internos. Ambos colectivos han trasladado a los senadores la necesidad de más cursos de formación y prácticas, agregados a los ya desempeñados por la totalidad de los funcionarios, que ya cuentan con el apto, por haber superado la fase de prácticas en la oposición.

Además, solicitan una dotación y reposición de efectivos, formación continua y medios materiales adecuados. Los populares trasladado sus peticiones, tales como incluir la figura de agentes de la autoridad en el ejercicio de sus funciones y la inclusión  del  colectivo  de  trabajadores  penitenciarios  en  la Resolución de 26 de noviembre del 2015, de la secretaria de Estado de Administraciones Públicas por el que se aprueba el Protocolo de actuación frente a la violencia en el trabajo, en la Administración General del Estado y organismos públicos vinculados o dependientes de ella, como agentes de autoridad en el ejercicio de sus funciones, así como un cambio de denominación del “Cuerpo de Ayudantes de Instituciones Penitenciarias” por “Cuerpo Nacional de Oficiales de Prisiones”, o cualquier otro que se decida previa consulta a las plantillas.

Desde  el  Grupo  Popular  del  Senado  han  informado a los dos colectivos de las mociones presentadas en el Senado al Ministerio del Interior en las que se insta al Gobierno, a que los integrantes del cuerpo de funcionarios de prisiones sean reconocidos formalmente como Autoridad Pública  y que se equipare salarialmente con el Cuerpo de Técnicos Especialistas en Cataluña al constatarse que las competencias y funciones de ambos cuerpos son idénticas, percibiendo los primeros retribuciones muy inferiores en relación al complemento específico.