NOTA DE PRENSA

  • El PP se convierte en el único partido que presenta moción al pleno para frenar el ataque a los estatutos de un hospital que el PSOE desmantela en contra de los médicos
  • Marta Barrachina, presidenta del PPCS, defiende en Diputación “la política que invierte y protege a quienes salvan vidas frente a una Diputación que es lacaya de Ximo Puig”

El Partido Popular ha reclamado hoy al PSOE en el pleno de Diputación que trabaje para blindar el Hospital Provincial y proteger a los castellonenses en lugar de seguir sirviendo como un lacayo a su jefe de filas, Ximo Puig. La iniciativa, que ha liderado la presidenta del PPCS, Marta Barrachina, ha contado con el respaldo de los representantes sindicales a los que pese a la presión socialista para impedirles el acceso al pleno han conseguido entrar en la sala y mostrar con pancartas su rechazo a las políticas de recorte que lesionan gravemente la sanidad castellonense.

El PP, único partido que ha elevado al pleno una iniciativa en defensa del centro hospitalario y en contra de su desmantelamiento, ha sido rechazada por el Partido Socialista y su cayado de Compromís. “Me sorprende escuchar del PSOE el relato de hechos que hoy nos ha hecho en pleno, porque viene a demostrar que en lugar de pisar la calle se encierran en los despachos y demuestran un desconocimiento absoluto de la cruda realidad”.

“Ustedes son más de dar premios en público para luego dar patadas en privado y echar a la calle a los profesionales que salvan vidas”, ha señalado la también diputada provincial del PP. Marta Barrachina, ha lamentado “que quienes hoy gobiernan la Diputación van en la dirección equivocada porque es triste que antes de darle la razón a los castellonenses se la den a Ximo Puig. Y lo de Compromís, sin palabras”.

En la calle hay profesionales que se quejan, “los tenemos aquí hoy”, porque “Ximo Puig toma decisiones en contra del Hospital Provincial con el beneplácito de PSOE y Compromís. Créanse la idiosincrasia de nuestro hospital, la que reivindican los vecinos y los profesionales, que soportan una absoluta falta de personal que lastra las lista de espera con hasta 177 días. El Instituto Oncológico lleva años sin ejecutar, la cámara hiperbárica cerrada, los aceleradores lineales sin médicos que puedan aprovecharlo a pleno rendimiento, pacientes oncológicos que en pleno Covid-19 han esperado turno en la calle… Y a ello se suma un hospital que se cae a trozos y que el PSOE no solo no repara, sino que ni siquiera limpia.

“Dejen de ser militantes del PSOE y sean diputados por Castellón”. “Porque nadie entiende que todos los temas de personal estén judicializados, con un gerente con una causa penal por presunta malversación, y que ustedes, en lugar de actuar, den la espalda a los empleados”. “Decimos no al desmantelamiento silencioso y sí al hospital provincial. Ahora y siempre”, ha concluido Marta Barrachina.