• La tarde gris y oscura del martes 4 de diciembre, embarga un sentimiento de tristeza y vacío
 

Muchas cosas  bonitas se podrían decir  y se suelen decir en estas circunstancias cuando se pierde a un ser querido.

Benicarló, Peñíscola y comarca están inmensos de dolor desde que se supo la noticia del trágico accidente, el pasado domingo 1 de diciembre. 

Todos compartimos que conocerte fue un gran privilegio  y así ha quedado demostrado en  la tarde de ayer y hoy en el Tanatorio Crematorio de Benicarló, con la multitud de personas, cientos  de jóvenes y no tan jóvenes que se han acercado a despedirle, al igual que en  la tarde de  hoy, martes 4 de diciembre con  más de medio centenar de amigos y compañeros moteros de la comarca, que le han acompañado con sus motos al funeral con “rafagas al cielo” y todos muy tristes, en la Iglesia Parroquial de San Bartolomé, en la Misa Funeral, en el que no se cabía ni en la misa funeral, ni en la plaza en medio de un gran silencio.

Mil interrogantes existen … y la pregunta: porque te has ido Mikel? Existen tantos porques ahora…

A todos costará no volver a ver tu sonrisa. Tu ausencia será insoportable y difícil de aceptar, principalmente para tus padres Miguel y Pilar. Abuela, primo, familiares, amigos y compañeros. 

Pasado mañana, jueves día 6 de Diciembre, hubieras cumplido 24 años! 

Todos, tantísimos amigos que tenías, también tus compañeros de trabajo te han despedido y como dice la canción, cuando un amigo se va, algo se muere en el alma. Hoy y en momentos tan duros como estos se confirma que es cierto.

A todos les quedarán fotos, whatsapps, recuerdos, vivencias, anécdotas… vividas y compartidas. 

Para todos los que nos despedimos de tu cuerpo sin vida en la Plaza San Bartolomé de Benicarló, decirte que  ya pasas a formar parte de la historia de la vida de cada uno y siendo una persona joven con muchas ganas de vivir, proyectos e ilusiones del libro en blanco que es la vida, en que este libro se ha quedado en las primeras páginas dado que has marchado en plena juventud. 

Ahora en estos momentos de tanta tristeza y lágrimas, para unos padres, familiares y amigos y compañeros, la pérdida de Mikel, hijo, amigo; compañero que ya has  emprendido  ese viaje  inevitable que todos tarde o temprano haremos y tras el funeral emotivo, oficiado con sus palabras de Mósen Carlos, se le ha pedido a Dios que le haya recibido en el cielo con los brazos abiertos.

Cientos de benicarlandos, peñiscolanos, amigos y compañeros de trabajo de la empresa Fobesa de Peñiscola, Alcalde Concejales, amigos y sin olvidarme de unos padres que para ellos será ahora  muy dificil de llevar su ausencia, en esta gran pérdida para todos los que nos hemos quedado en este mundo. 

En las rutas moteras siempre estarás y seguirás estando presente, al igual que en el puesto de trabajo que ocupabas en la empresa de Peñíscola, que hoy todos han querido despedirte con la mirada triste y los ojos empañados de lágrimas igual que con tus tantísimos amigos que tenías y ha quedado demostrado en tu Misa Funeral. 

¡Descansa en paz!

 

Juanvi G.