• El presidente de la Diputación atiende la petición de Evaristo Martí, Adolf Sanmartín y la Generalitat, que es el socio mayoritario
  • Moliner: “Es prioritario que los vecinos de los 49 municipios del norte no sufran por los problemas económicos de su Consorcio”

 

29 de abril. Javier Moliner ha aprobado con carácter de urgencia una transferencia de tres millones de euros al consorcio de basuras que da servicio al norte de la provincia ante las dificultades económicas que atraviesa y que ponían en peligro un servicio adecuado a todos sus vecinos. Así lo ha hecho ya el presidente del Gobierno Provincial tras atender la solicitud que le han hecho Evaristo Martí y Adolf Sanmartín, presidente del Consorci Castelló Nord C1 y alcalde de Cervera respectivamente, así como Joan Piquer, director general del Cambio Climático y Calidad Ambiental de la Generalitat.

 

El presidente de la Diputación ha tomado esta inédita decisión a pesar de los impedimentos legales que habían trasladado los servicios técnicos de la Diputación y que finalmente han podido ser solventados, gracias a lo cual ya ha firmado la orden para transferir tres millones de euros al consorcio de basuras con sede en Cervera esta misma semana. “No me preocupa que no sea responsabilidad de la Diputación salir al rescate del Consorci por ser el socio minoritario, porque lo prioritario es que los vecinos de los 49 municipios del norte no sufran mermas en el servicio por los problemas económicos de su consorcio”, ha asegurado Moliner.

 

La presidencia del Consorci, que ostenta el PSOE, había solicitado a Javier Moliner y a Mario García, diputado del área, la intervención de la Diputación para inyectar liquidez a las cuentas después de que una sentencia judicial haya puesto contra las cuerdas al Ayuntamiento de Cervera y el propio consorcio, al obligar a pagar 2,2 millones de euros por las expropiaciones para adquirir el suelo donde se instaló la planta.

 

Por encima de todo, la Diputación ha querido evitar que los 115.723 vecinos de la zona sufran un retroceso en la calidad de los servicios que vienen recibiendo desde que la pasada legislatura asumiese Moliner la presidencia de los consorcios de tratamiento de residuos de toda la provincia para poner a Castellón a la vanguardia nacional.

Hay que tener en cuenta que la Diputación de Castellón es el socio minoritario del Consorcio con un 15%, ya que la Generalitat, que no anticipará ni un euro, tiene el 25% y los 49 ayuntamientos que integran el Consorci Castelló Nord acumulan el 60%.

No en vano, tal y como ha subrayado el presidente provincial, “por encima de las competencias políticas, era imprescindible aliviar los problemas financieros del Consorci para hacer frente tanto a los pagos derivados de la recogida de basuras en el medio centenar de localidades que gestiona, como a los 2,2 millones de euros de la sentencia judicial contra el Ayuntamiento de Cervera, que debe asumir el consorcio”.

Más del 40% de la superficie castellonense

Cabe destacar que el Consorcio de Residuos C1 abarca más de un 40% de la superficie de la provincia y ofrece sus servicios a grandes núcleos poblacionales como Benicarló y Vinaròs y a poblaciones que por sus escasos recursos no podrían recoger la basura de sus vecinos como es el caso de Castell de Cabres, Palanques o Herbés con 17, 35 y 49 residentes respectivamente.

Deixa una resposta

Please enter your comment!
Please enter your name here