• La familia por fin podrá enterrar y dar sepultura en su ciudad natal a Nelea Sareva, presuntamente asesinada por su pareja sentimental  el pasado mes de Febrero en Vinaròs

Tras la aparición de los restos de la joven moldava Nelea S., cerca de la AP-7 terminio nunicipal de Ulldecona, desaparecida y presuntamente asesinada la noche del 17 al 18 del mes de febrero  del 2019 en la localidad de Vinaròs. Por fin  su cuerpo hoy miércoles 12 de febrero 2020, ya viaja a su ciudad natal, donde será enterrada y la familia podrá descansar y centrarse en el Procedimiento Judicial siendo Laura Quesada la acusación particular, abogada de la familia de Nelea S. 

Fue la pareja sentimental de la víctima, que apareció totalmente desmembrada, el que facilitó la ubicación de los restos a la Guardia Civil y pudieron hallar a la joven de 26 años, cuya desaparición había sido denunciada por el propio acusado Adrián M.  de 22 años y pareja sentimental, a principios del pasado mes de marzo del 2019.

A pesar de que el acusado Adrian M., se encuentra desde el pasado mes abril en prisión provisional incomunicada y sin fianza, reconoció haberla descuartizado y enterrado, pero ha negado en todo momento haberla matado, destacando que la que fue su novia ya estaba muerta cuando llegó al domicilio de madrugada en el piso que ambos compartían, desde hace unos meses en el municipio de Vinaròs y si reconoce que la descuartizó y enterro “por pánico”.

La ampliación de la autopsia, que se efectuó por petición de la acusación particular y que determinó, entre otras cosas, que los fuertes golpes en la cabeza fueron la causa exacta que provocaron la muerte de la joven moldava, ha permitido que la familia ya pueda acceder y disponer de los restos de Nelea Sareva, tras pasar 8 meses de su localización, ya viajaran a la República Moldava, donde le darán  sepultura como su cultura y religión les permite. 

De hecho,  la familia  que llegó a Vinaròs a mediados del pasado mes de noviembre del 2019, para poder dar sepultura al cuerpo y que no se pudo en aquel momento, ahora si podrán enterrarla y es trasladada al país natal de Nelea S. y estando pendiente de las declaraciones del abogado de Adrían,  que no se presentó a la comparecencia prevista para el martes 19 de noviembre, presentando días antes la suspensión al caso como letrado y si se presentó al Juzgado de Vinaròs el lunes día 25 de noviembre, manifestado su nuevo abogado Jorge Albertini, que el acusado asegura que estaba muerta cuando entró al domicilio y reconoce haberla descuartizado “por pánico” pero no haberla asesinado.

Por fin la familia de la víctima han realizando todos los trámites pertinentes para poder materializar dicho traslado, ha sido retirado el cuerpo del IML de Tortosa por la Funería REMSA y cerrar así el angustioso capítulo que tanto les angustia y afecta a sus familiares y allegados. 

Los restos de la víctima han estado a la espera de dar sepultura durante los últimos meses y hoy su cuerpo ya es trasladado a la República Moldava, país de origen de Nelea S., donde este fin de semana será enterrado. 

  • EXAMEN PSIQUIÁTRICO

Por otra parte, la causa judicial que investiga el titular del Juzgado de Instrucción y Primera Instancia de Vinaròs, está pendiente tan sólo de realizar el examen psiquiátrico que pidió el abogado de Adrián, prueba que serviría para acreditar por parte de un forense el estado mental del acusado en el momento actual y en la fecha en la que sucedieron los hechos.

Una vez se sepan  los resultados de este examen psiquiátrico solicitado por la defensa, solicitado por el abogado de la defensa, la causa judicial ya estaría para calificar y sería entonces cuando el fiscal, las acusaciones particular y popular y, por ese orden, la defensa, deberían presentar el escrito de conclusiones provisionales

Una vez recibidos los escritos de las diferentes partes, la causa se trasladaría a una de las Secciones de la Audiencia Provincial de Castellón, donde un jurado popular determinará si Adrian M. de 22 años, que confesó haber descuartizado y enterrado a la joven moldava, es culpable o inocente de su muerte.

La letrada de Nelea S.,  Laura Quesada, va a  pedir en las conclusiones provisionales la pena máxima para los hechos por los que se le acusa, en total, 28 años que sería 25 por asesinato con alevosía y ensañamiento, concurriendo la agravante de género y de parentesco y 3 por malos tratos habituales. 

No cabe en este supuesto la prisión permanente revisable, porque ni la víctima es menor, ni discapacitada ni se ha producido una agresión sexual.