NOTA DE PRENSA

 

  • Más de 300 médicos residentes de Castellón exigen al PSOE un acuerdo como el logrado en Madrid y lamentan el ninguneo de Ximo Puig a una huelga que dura ya un mes

  • Herminio Serra, secretario general de NNGG, acusa al PSOE “de menospreciar a los sanitarios y negarles sus derechos laborales. Son ellos los que salvan vidas, no Puig”

Nuevas Generaciones de Castellón ha reivindicado el foco para los médicos MIR que desde hace cerca de un mes están en huelga “sin que el Consell de Ximo Puig haya sido capaz de atender sus reivindicaciones”. Herminio Serra, secretario general del colectivo, junto a Tania Agut, coordinadora general de NNGG, se reunieron ayer con un portavoz de Castellón y miembro del comité de huelga en el Día Mundial de la Juventud. “El objetivo es claro: escuchar sus demandas y elevar sus exigencias para que Puig las atienda”.

Desde que los MIR iniciaran su huelga, hace cerca de un mes, “nadie les ha atendido”. En la provincia son más de 300 los residentes que exigen que se les escuche, 2.800 en la Comunitat Valenciana, “y el PSOE sigue ignorándoles mientras otras administraciones, como Madrid o Murcia, han llegado a preacuerdos para mejorar las condiciones del colectivo y desconvocar la huelga”.

Es evidente, en opinión de Serra, que al PSOE “poco le importa la sanidad, como ha demostrado desde hace años con el desmantelamiento de servicios sanitarios, con el Hospital Provincial como paradigma, o el incremento desorbitado de listas de espera que sufrimos en la provincia de Castellón”.

Y en un momento de pandemia, con los médicos como principal baluarte contra el coronavirus, “resulta incomprensible el castigo que reciben de la izquierda”. Los MIR, realizan jornadas mensuales de 260 horas a las que se pueden sumar hasta siete guardias de 24 horas. “Y sin embargo, no tienen representación en comités de empresa, no pueden negociar y no tienen derechos laborales. Es indecente”, ha considerado Serra.

El PP exige a Puig que atienda “a quienes con sus manos salvan vidas, a quienes pese a estar en formación se integran en las plantillas con carácter estructural, sin cobrar dietas de atención Primaria, eliminadas por el Botànic, y sin plus de residencia”.

La batería de demandas laborales será reivindicada por el PP “a todos los niveles”. “No podemos pasar por alto una situación tan grave para miles de médicos en formación que reclaman que se les escuche. Negarles la palabra e ignorarles, como está haciendo al PSOE, no solo castiga a la profesión, atenta directamente contra calidad asistencial de una sanidad que en manos de Puig ha sufrido los peores recortes de la historia”.