Ayer fuimos testigos de como más de 20 personas, en su mayoría estudiantes, se quedaban con el billete en la mano y sin poder subir al tren por falta de espacio. Por lo cual, en ese mismo momento pusimos la debida reclamación.

Esto no es un caso aislado, todos los fines de semana, nuestros hijos van hacinados en viajes de hasta dos horas.

Ya está bien que el Norte de Castellón siempre esté padeciendo el mismo problema!!!

Necesitamos una Red Ferroviaria adecuada a nuestros tiempos y que cumpla con las necesidades que tenemos.