La Dirección General de Obras Públicas y el Ayuntamiento de Peñíscola, ya han conseguido dar un paso más.
 
La DGOP ha aceptado que el bordillo corrido en la CV-141, es INADMISIBLE y van a eliminarlo. Dando así la razón a nuestra reclamación. 
 
  • La nueva propuesta de Generalitat para evitar los giros a izquierda en aquellos entradores de mayor afluencia vecinal, es ubicar tramos cortos de bordillo con bolardos en los accesos a las urbanizaciones. 

Con esta propuesta, se eliminarían 3 de cada 4 metros del actual bordillo. 

Nuestros técnicos y Policía Local, van a evaluarla y vamos a trasladar esta nueva propuesta a los candidatos a la alcaldía y futuros concejales portavoces, para que conozcan de primera mano la nueva solución.

Deixa una resposta

Please enter your comment!
Please enter your name here