Ganó quien más lo necesitaba

Era el partido de la despedida de la temporada en el municipal, el primero sin mirar la clasificación, ni los puntos, solo cabía disfrutar y competir. Así lo hizo el equipo de Marcos Angulo, en lo que también fue la despedida del técnico catalán de la afición peñiscolana.

El equipo comenzó comparcto, con ganas de demostrar que la temporada no acabó con los tres puntos ante Levante, y con la idea de hacer del municipal, un escollo en el camino de Osasuna, que buscaba la primera plaza.

Pronto se desataron las hostilidades, Iván Reverter se ponía el mono de trabajo en su debut como titular en esta cmapaña. Araça y Usín eran los más activos de los navarros, por parte local, un incisivo Esteban y un batallador Rubén Orzaez, llevaban las ocasiones de peligro a la meta de Asier. Se adelantarón los visiitantes por medio de Dani Saldise, en una jugada de estrategia que remató slo en el segundo palo.

Lejos de amilanarse, los guerreros se fueron en busca del empate, fueron los mejores minutos de Peñíscola, en los que hasta en 3 ocasiones se cantó el “Uuuuy” en la grada.

Tanto que Imanol arregui se vió obligado a pedir tiempo muerto. Tras el mismo, Rubén hacía justicia con el empate a uno y se llegaba al descanso