PESE A LAS RECIENTES MEDIDAS DECRETADAS POR EL CONSELL


Así de rotundo lo ha afirmado el Presidente de Agretur – Fco Ribera – a primera hora de
esta tarde, al conocerse el aval otorgado por el TSJCV a las restricciones de movilidad
solicitadas por el Consell (toque de queda) y las nuevas medidas de ámbito sanitario
aprobadas y que serán de aplicación a partir de próximas fechas.

“El Sector Turístico de Peñiscola, pese a ser uno de los sectores productivos que más
control pandémico podría ejercer sobre la población en estos momentos, vuelve a tener
que cargar una vez más sobre sus espaldas las consecuencias de las restricciones
implantadas. No es justo, y así siempre lo hemos dicho y demostrado. Pero desde el
sector no nos rendimos. Seguiremos trabajando para mantener el status de seguridad
para nuestra localidad que tanto esfuerzo nos ha costado alcanzar”.

Y es que, tal y como recuerda Ribera, la oferta alojativa es de las actividades más seguras,
seguida de la hostelería, dado los estrictos protocolos de obligado cumplimiento que
deben tener implantados todos los establecimientos.

Además, disponer de tantos kilómetros de costa, para repartir la demanda turística,
unido a toda la oferta de naturaleza y de interior que nos rodea, “hace que podamos
disfrutar en todo momento de espacios no necesariamente masificados.”

“Pese al toque de queda, nuestra clientela turística, principalmente familiar, apenas
notará la diferencia en sus hábitos vacacionales, ya que durante las horas de aplicación
de la medida, casi la totalidad de los visitantes y residentes de nuestra localidad
estaremos sumergidos en un profundo sueño”. Y esto es un dato importante que desde
la Agrupación de Empresarios Turísticos se quiere trasladar a todos aquellos que en estos
momentos se estén planteando venir a visitar Peñiscola este verano, o tengan su reserva
ya hecha. Nadie debe temer por su salud si opta por Peñiscola”.

Y en lo referente al personal laboral, Ribera se siente tranquilo al afirmar que los
eficientes protocolos implantados en la casi totalidad de las empresas minimizan ya de
por si el riego de contagio entre trabajadores. “Siempre puede haber algún descuido
puntual que podría llegar a pagarse caro, y suponer un confinamiento preventivo de más
personas de las deseadas y puedan llegar a suponer el cierre de algún establecimiento
por falta de personal apto, como ha ocurrido ya en alguna otra parte….pero….la gran
mayoría de nuestro personal está siendo muy responsable y teniendo especial cuidado
en sus relaciones con terceras personas o familiares fuera del ámbito laboral en estos
meses álgidos de la campaña turística. Es para estar muy orgullosos de esa actitud. A
todos nos preocupa por igual salir lo antes posible de esta situación”.

No obstante, Ribera señala que es lamentable que el toque de queda venga a poner la
puntilla al sector ocio nocturno (no sólo afectando locales de consumo, sino también a
los de ocio y entretenimiento) y mantenga criminalizada varias semanas más la oferta de
ocio nocturno, ya que “si se quisiera, existen los mecanismos suficientes para controlar y
poder rastrear posteriormente en caso de problema a cualquier cliente”. Y pese a que no
se han detectado casos llamativos en Peñiscola, “eso evitaría el total descontrol que
estamos viendo diariamente en los telediarios en determinadas zonas de España, donde
se congregan y reúnen cientos de personas sin control sanitario alguno”.

“Y por supuesto, no es justo que los jóvenes paguen justo por pecadores, cuando
llevamos meses reclamando la aceleración de la vacunación de nuestra población,
incluidos los más jóvenes….” “A estas alturas, ya todos podrían haber contado con la
primera pauta completada, y el IA de nuestra localidad hubiera descendido
drásticamente, si además se le pudieran restar los casos importados de visitantes que
erróneamente se imputan a la población.”

“Si se hubiera acelerado cuando tocaba, ahora mismo estaríamos un mes de adelanto
sobre la actual situación, y quizás habríamos evitado los efectos de esta 5ª ola en nuestro
sector, y en vez de restringir, podríamos estar hablando de aligerar restricciones.”

El máximo representante de los empresarios turísticos de Peñiscola no prevee que las
actuales medidas puedan suponer un rechazo a viajar a Peñiscola, o que se traduzcan en
cancelaciones masivas para las próximas semanas, siempre y cuando se informe con
rigurosidad sobre nuestra realidad en destino y sin crear innecesariamente una alarma
social que en estos momentos es inexistente.

“Tan solo sentimos impotencia por las medidas. Pero en absoluto intranquilidad”