La concejalía de Urbanismo, junto a las áreas de Servicios y Tráfico de la Policía Local, han trabajado en las últimas semanas en la señalización del Paseo Marítimo para dar prioridad a los peatones, así como en la habilitación de un ciclocarril en la calzada a lo largo de los más de cinco kilómetros que discurren paralelos a la Playa Norte.

“El paseo, de anchura variable a lo largo de todo su recorrido, debe garantizar el respeto de las distancias interpersonales de seguridad, por ello, hemos señalizado priorizando a los peatones” explica el concejal del área de Urbanismo, Jorge Rovira.

A través del desplazamiento del antiguo carril bici a la calzada, tanto peatones como ciclistas pueden ahora circular por carriles diferenciados. “No podemos renunciar al carril para bicicletas con el alto nivel de usuarios que hay durante la temporada de verano, así que hemos trasladado el carril a la calzada donde se ha habilitado un espacio seguro para los ciclistas, a la misma vez que garantizamos paseos seguros y cómodos en el paseo marítimo, sólo para peatones” ha ampliado Rovira.

Esta iniciativa ha sido fruto del diálogo con los vecinos de la zona, el propio colectivo de usuarios de bicicletas y las áreas de Servicios, Urbanismo y Policía Local, lo que ha cristalizado en la toma de estas medidas.

El alcalde, Andrés Martínez, ha supervisado las mejoras a implementar, “medidas que hacen compatible un desplazamiento sostenible y seguro para todos” ha valorado.