Las contundentes declaraciones de Ana Fibla en la tertulia de la SER de haber sido apartada por el alcalde de una rueda de prensa han sido portada en los medios locales y provinciales. Es lo lógico dado que los medios no están nada acostumbrados a que se aireen problemas internos de un equipo de gobierno de la forma en que lo hizo la primer teniente de alcalde.

Eso a nosotros no nos resulta nada extraño porque desde nuestra atalaya de la oposición hace tiempo que observamos gestos en el equipo de gobierno que evidencian que, de los dos partidos que la integran, cada uno va por su cuenta.

Pero estos indicios también se observan a pié de calle, con detalles como el que los socialistas acudan cada jueves a la tertulia de Mtv mientras que sus socios de Tots i Totes no, y sobre todo se notan por la prensa y por las redes sociales, en que el afán de protagonizar la gestión municipal produce que constantemente se publiquen noticias municipales en las redes a través de las cuentas personales de los ediles del equipo de gobierno y también de las de alguno de los dos partidos que lo integran.

El PVI gobernó ocho años con los socialistas sin ningún gabinete de prensa. Durante aquellos años toda la gestión se realizó en común entre los tres partidos primero, y entre PSPV y PVI la segunda legislatura. Entonces todas las ruedas de prensa se hacían conjuntamente, bien en el Ayuntamiento o bien en el lugar donde la noticia hacía que se convocase a la prensa, utilizando únicamente los medios públicos y la web municipal. Tanto era así que se hablaba de Javier Balada y de Jordi Romeu como “Pili y Mili” o como “Romeo y Julieta”, los lectores seguro que se acuerdan.

Durante aquellos ocho años las páginas web del PSPV y del PVI, y más hacia el final también las incipientes páginas de facebook, estuvieron prácticamente silenciadas, salvo cuando se trataba de comunicaciones propias de cada uno de nuestros partidos, y solo se reactivaron al final de la legislatura en precampaña y en campaña electoral en que, de cara a las elecciones, cada partido es lógico que vaya por libre. Aún y así las apariciones conjuntas en medios por asuntos de gobierno duraron hasta el minuto final

La confianza y la cohesión entre los partidos y entre los concejales del equipo de gobierno fue entonces muy fuerte porque teníamos muy claro que estábamos allí para obtener los logros tan abundantes que al final conseguimos para Vinaròs.

Esta confianza y esta cohesión no la vimos entre los partidos del pacto de las caballerizas de la pasada legislatura y, por las declaraciones de Ana Fibla, está más que claro que los partidos del nuevo pacto firmado en la mesa que bajaron de Ayuntamiento hasta la plaza parroquial continúan con la misma tónica, o peor.

Esto no puede seguir así por más tiempo; por favor, dejen de darse codazos para salir en la foto, trabajen de firme de forma conjunta y utilicen los medios del Ayuntamiento re-editando lo de “Pili y Mili” o “Romeo y Julieta”. Ya verán lo bien que va para calmar ánimos, diluir diferencias y para trabajar unidos con confianza y con tesón. El PSOE debería acordarse e imponer aquellas pautas de entonces.