• Seis patrullas realizaron vigilancia durante el fin de semana tramitando sanciones económicas que van de los 100 a los 200 euros por no llevar la protección cuando las condiciones lo exigían

La Policía Local y la Guardia Civil de Alcalà-Alcossebre impusieron 12 sanciones a personas que se encontraban en la vía pública sin llevar mascarilla, cuando deberían haberla llevado al no respetar la distancia de seguridad con otras personas. Estos apercibimientos por parte de la autoridad conllevan sanciones económicas que van de de los 100 a los 200 euros. 

Seis patrullas de Policía Local y Guardia Civil realizaban vigilancia a pie durante el fin de semana en espacios peatonales y espacios públicos para, precisamente, asegurar el cumplimiento de las medidas de seguridad para prevenir el contagio de COVID-19. Estas patrullas seguirán realizándose durante toda la temporada estival, con el fin de advertir y, si se da el caso, sancionar a los que no cumplan con la normativa.

El jefe de la Policía Local, Abel Serret, destacaba que “se ha percibido que existe una importante concienciación sobre el uso de la mascarilla durante el día, tanto en las zonas peatonales, como en los espacios públicos y establecimientos. Pero, sin embargo, durante la noche, se ha detectado que existe menos uso de la mascarilla, sobre todo por parte de grupos de jóvenes”.

“Pedimos por favor a todos nuestros vecinos y también a las personas que nos visitan que cumplan con las medidas de seguridad y que, por prudencia, lleven las mascarillas y respeten la distancia. Los municipios estamos haciendo un esfuerzo importante adaptándonos a todos los protocolos, aplicando medidas en nuestros edificios y espacios públicos, controlando que se cumplan las medidas y es necesario que esta concienciación sea unánime por parte de todos”, ha señalado el Alcalde Francisco Juan.