NOTA DE PRENSA

  • El socialista Joan Ronchera insta al alcalde “que se ponga las pilas e inicie de inmediato los trámites que exige la ley para que estas escuelas infantiles puedan tener la consideración de Centro Autorizado por la Generalitat”.

El portavoz del Grupo Municipal Socialista de Alcalá de Xivert-Alcossebre, Joan Ronchera, denuncia que la mala gestión del alcalde de la localidad, el popular Francisco Juan, “supone un castigo fiscal para las familias de la localidad que tienen niños o niñas en guarderías”. Sucede que “en este pueblo nadie puede acogerse a la desgravación del 15 % en el IRPF con un límite de 270 euros por el simple hecho de que estas guarderías no tienen la consideración de Centro Autorizado por la Generalitat”.

Se trata de un problema que “es culpa, única y exclusiva del alcalde, que no ha hecho los trámites preceptivos para la obtención de la mencionada calificación”.

Este hecho vuelve a poner de manifiesto que “Francisco Juan y el Partido Popular suponen un muy mal negocio para las familias de Alcalà-Alcossebre, porque mientras en nuestra localidad es imposible acogerse a estas deducciones, en la vecina Torreblanca sí que se puede hacer”.

Ante esta situación “claramente perjudicial para las familias de Alcalà-Alcossebre”, Joan Ronchera exige al alcalde “que se ponga las pilas, que empiece a trabajar de una vez, y que inicie con rapidez los trámites que permitan que en breve nuestras guarderías figuren en la relación de centros autorizados por la Generalitat”.