Ernest Blanch: “2017 ha sido otro año decepcionante para Castellón (y van 6) porque Rajoy sigue sin querer invertir en esta tierra”

  • Destaca que  en un ejercicio como éste, “en el que tampoco hemos visto inauguración alguna, hemos vuelto a comprobar que RAJOY ES UN MAL NEGOCIO PARA LA PROVINCIA DE CASTELLÓN”. “RAJOY ES EL PRESIDENTE DEL NO A CASTELLÓN”.
  • Justo lo contrario de lo que ocurrió durante el mandato de Zapatero, porque a pesar de la crisis, “FUE EL PERIODO DE MAYOR INVERSIÓN DE UN GOBIERNO CENTRAL EN LA PROVINCIA DE CASTELLÓN”.

 

29/12/2017.

El secretario general del PSPV-PSOE en la provincia de Castellón, Ernest Blanch, considera que 2017 ha sido otro año decepcionante para la provincia de Castellón, “porque las inversiones del Gobierno central siguen sin llegar”. Después de 6 años en La Moncloa, “el presidente Rajoy continúa gobernando de espaldas a la Comunidad Valenciana y, más concretamente, a la provincia de Castellón”.

Blanch señala que en 2017 “tampoco se ha inaugurado nada, por no celebrar, no hemos podido ni celebrar la llegada del AVE Low Cost, el de la chapuza del tercer hilo, que nos prometieron para 2015, que sigue sin aparecer por la estación de Castellón”.

Lo que sí llega en materia ferroviaria “es un caos generalizado durante estas vacaciones de Navidad, que está provocando importantes retrasos a trenes de Cercanías, regionales y de largo recorrido”.

Una lamentable situación que se produce en un año en el que durante los 9 primeros meses se produjeron importantísimos problemas en la línea de Cercanías entre Castellón y Valencia, y en el que el servicio ferroviario para los usuarios del Baix Maestrat  ha sido tercer mundista en algunos momentos.

“Pero cerramos 2017 sin inversiones de ningún tipo por parte de Rajoy, que mantiene absolutamente paralizado el corredor mediterráneo”. Destaca que sobre este proyecto, lo único que anuncia el Gobierno “son cambios de parecer” porque primero “se cargó la planificación efectuada en la época de Zapatero para sustituirla por otra manifiestamente peor, que llegó a licitar y adjudicar, para rescindir los contratos en 2017 y parece que volver a un proyecto muy parecido al de Zapatero”.

En materia de carreteras, la situación es todavía peor, porque después de 6 años, “Rajoy sigue sin construir ni un solo kilómetro de autovía en la provincia de Castellón”, donde la A-7, sigue siendo un proyecto absolutamente paralizado “al que De la Serna y Barrachina únicamente se refieren cuando necesitan vender humo, sin que luego, las palabras se traduzcan en hechos”.

Rajoy no construye la AP-7 “pero deja caer que nos va a volver a castigar con un nuevo peaje, una vez que caduque la actual concesión a final de 2019”. En esta materia, el líder de los socialistas de Castellón anuncia que “el PSPV-PSOE va a estar en contra, exigiendo que el 1 de enero de 2020 la autopista sea de libre acceso, porque en esta tierra llevamos 50 años pagando y esta situación no se puede aguantar más; han pagadado la autopista nuestros abuelos, nuestros padres, nosotros y, por lo que se ve, Rajoy pretende que lo sigan haciendo nuestros hijos y nuestros nietos”,

2017 también ha sido decepcionante para nuestra costa, porque se sigue sin actuar tanto en la zona sur como en la norte. “Mientras Rajoy mira para otro sitio, en Vinaròs se nos cae literalmente el acantilado de una playa, con el peligro de seguridad que un accidente de este tipo supone”.

El secretario general socialista también lamenta la decisión de Rajoy de no consturir la comisaría de Vila-real y los cuarteles de Onda, Almassora y Vilafranca. Tampoco se ha acometido la reforma de las actuales instalaciones policiales de la Guardia Civil en Vall d’Uixó. Son proyectos que “están absolutamente paralizados porque Rajoy no quiere realizarlos y, mientras, los agentes se ven obligados a prestar servicio en unas edificios que son impropios de los cuerpos de seguridad de un país de la Unión Europea en pleno siglo XXI.”

También sigue paralizado el Parador Nacional de Morella.

Con todo lo explicado, “queda claro que Rajoy es un mal negocio para Castellón, provincia en la que lo conocemos por ser el presidente de NO, siempre dice NO a todo lo que se plantea desde esta tierra”.

Es lo contrario de lo que ocurrió durante los 7 años y medio anteriores, cuando gobernaba Zapatero, un presidente que, a pesar de que estalló la crisis durante su mandato, acometió los siguientes proyectos:

— Comisaría de Castellón

— Cuarteles de l’Alcora, Morella y Oropesa.

— Restauración y puesta en servicio del antiguo Banco de España en la plaza de la Paz, hoy sede de la Subdelegación del Gobierno.

— Nueva sede del INSS en la avenida del Mar.

— Nueva sede del INSS en Vila-real.

— Los accesos al puerto.

— Finalizó la autovía que conecta Castellón y Valencia.

— Finalizó la autovía Múdejar, iniciada por Felipe González y que con Aznar había avanzado a ritmo de tortuga.

— Paseo marítimo en Vinaròs.

— Paseo martítimo en Benicássim para concectar Els Terrers y el Torreón.

— Cubrimiento del río seco en Castellón.

— Balsa reguladora para asegurar el abastecimiento de agua en Vall d`Uixó.

— Obras para salvar del desastre el pantano de Arenós, que cuando llegó Zapatero estaba a punto de derrumbarse y precipitarse sobre el pueblo de Cortes de Arenoso.

— Y multitud de inversiones de conservación del patrimonio cultural en distintas localidades con cargo al 1 % cultural del Ministerio de Fomento.