La pasada semana el Partido Popular de Vinaròs anunció que en el pleno de este próximo jueves presentará la petición de una comisión de investigación sobre el cambio en la circulación realizado en la costa sur. Alsina ha callado como siempre, pero sus socios de Podemos sorprendían en el Diariet con una columna de opinión en la que anunciaban que se opondrían y animaban a la oposición a no aprobar dicha comisión.

Si al final el PSPV-PSOE vota en contra de esa comisión de investigación lo único que demostrará es que se esconde y no pretende dar explicaciones. Y claro, un gobierno como el de Guillem Alsina y Anna Fibla que presume de ser transparente ¿qué problema tiene en informar y que se pregunte a los técnicos municipales sobre una decisión que ha provocado accidentes de circulación que antes no se producían?

En la costa sur hoy los vecinos tienen un problema que antes de la decisión de Alsina y Fibla no tenían. Los adolescentes deben usar y cruzar obligatoriamente la N-340 para ir al instituto cuando antes no era necesario porque tenían una ruta alternativa. Las personas de edad avanzada deben usar y cruzar la N-340 para ir al casco urbano cuando antes no era necesario. Todos deben realizar diariamente varios kilómetros más para sus desplazamientos cuando antes no era necesario. ¿Y todo esto por qué?

Las razones son muy simples: Alsina y Fibla dijeron que tomaban una decisión provisional para que la gente tuviera espacio para pasear y correr cuando terminó el confinamiento y decidieron por su cuenta y riesgo convertir esa medida en definitiva cuando ya el uso es mínimo y genera más problemas y molestias que soluciones.

Podría hasta entender que al escribano de Podemos en el Diariet (antes escribía como Associació de Veïns Migjorn pero ahora están callados hasta que vuelva un gobierno del PP) le parezca mal que se quiera conocer quien tomó una decisión, pero habrá que recordarle que rendir cuentas ante los concejales es obligación de todos los servidores públicos. Qué tiempos aquellos en los que Podemos y el PSPV-PSOE exigían la transparencia que ahora no ofrecen.

El jueves en el pleno veremos cómo se posiciona cada uno. Después de votar que nadie nos venga con cuentos ni excusas. No se puede estar en dos sitios a la vez.

Lluís Gandía, presidente local del PP Vinaròs