Malos cambios

El Partido Socialista recuerda la estancia del ministro de Industria, Turismo y Comercio, Miguel Sebastián, en el Sexeni de 2011, donde visitó las obras del túnel construido bajo la muralla de Morella para garantizar el acceso al futuro Parador, que ya debía estar construido y que Rajoy paralizó nada más llegar.

Con la marcha de Sebastián del Ministerio de Industria se acabaron las ayudas del Gobierno de España a la industria cerámica, a la que el ejecutivo presidido por Zapatero inyectó 49 millones de euros en los momentos de mayor ferocidad de la crisis.

 

Castellón. 27/08/2017.-

La Ejecutiva Provincial del PSPV-PSOE de Castellón cree que hay momentos históricos en los que los cambios, lejos de significar una evolución, suponen una involución. Es lo que sucedió a finales de 2011 en España cuando Mariano Rajoy ganó las elecciones cuando la crisis golpeaba con más crudeza y el PP se atrevió a mentir a los españoles prometiendo la creaciónde 3,5 millones de puestos de trabajo.

Se abrió así un periodo de involución que resultó especialmente nocivo para una provincia como la de Castellón, en la que recordamos que uno de los invitados especiales al Sexeni de 2011 fue el ministro socialista de Industria, Turismo y Comercio, Miguel Sebastián, quien visitó la obra de alta ingeniería impulsada por su departamento, con la que se realizó un túnel pasante bajo la muralla de Morella destinado a facilitar el acceso en vehículo de los futuros clientes del Parador de Morella que se iba a construir en la zona del antiguo Convento de Sant Francesc, del siglo XIII.

El Parador, con sus proyectadas 67 habitaciones ya tendría que estar en servicio y, lamentablemente, no lo está porque a finales de 2011 llegó Rajoy a La Moncloa paralizando tijera en mano todos aquellos proyectos impulsados por el Gobierno de Zapatero para el progreso de Castellón y de su ciudadanía.

Y es que con Rajoy llegó la oscuridad, también a la hora de proporcionar ayudas al principal motor económico de la provincia de Castellón, con el que se volcó Zapatero durante su mandato, de forma muy especial cuando la crisis empezó a azotar con fuerza. Hay que recordar que entre 2009 y 2010 el Gobierno socialista destinó 45 millones de euros en ayudas a proyectos innovadores de la provincia de Castellón. Además, dada la ferocidad de la crisis, Zapatero comprometió 4 millones de euros para que el sector pudiera hacer frente a las prejubilaciones que fue preciso realizar desde el inicio de la crisis hasta el año 2013.

Y a finales de 2011 llegó Rajoy a La Moncloa y ya se sabe lo que ocurrió: recortes de personal, pérdida de calidad de los servicios públicos y paralización de los principales proyectos de alta velocidad ferroviaria y de carreteras, porque los hechos demuestran que hay momentos históricos en los que los cambios políticos, en vez de la evolución de los pueblos, suponen una auténtica involución.

Es la razón por la que los socialistas vamos a seguir esforzándonos para poner punto  y final a este periodo de agonía, del que solo podremos salir con políticas de izquierdas y con un proyecto liderado por el Partido Socialista. Una tarea a la que el PSPV y el conjunto del PSOE van a seguir entregados en el nuevo curso político que está a punto de comenzar.

Deixa una resposta

Please enter your comment!
Please enter your name here