Inversiones necesarias

 

Artemi Rallo, que quiere dejar claro en el Congreso de los Diputados que Castellón también existe, espera que Rajoy no vuelva a darle la espalda a nuestra provincia; y que si lo hace, Barrachina y Clavell no se comporten como con los Prespuestos de 2017, cuando votaron en contra de las inversiones para Castellón y a favor de que una lluvia de millones fuera para Euskadi y Canarias.

 

Castellón. 21/08/2017.- El diputado socialista, Artemi Rallo, ha mafiestado que el Grupo Parlamentario Socialista en el Congreso de los Diputados lo tiene todo “estudiado y preparado” para presentar las enmiendas oportunas en el caso de que Rajoy vuelva a discriminar a la provincia de Castellón en el proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2018, cuya tramitación parlamentaria se iniciará después del verano.

El diputado castellonense cree que con el desgaste que supusieron para el PP los presupuestos de 2017, lo lógico sería que el presidente del PP rectificase incluyendo partidas presupuestarias que pusieran de manifiesto que para su Gobierno Castellón también existe.

No obstante, “como después de 6 años en La Moncloa sabemos de sobra cómo se las gasta Rajoy” lo tenemos todo preparado para presentar las enmiendas que hagan posible la construcción de los 3 tramos que faltan de la A-7, el rescate de la autopista AP-7, el desdoblamiento de la CV-13 (carretera del aeropuerto), el impulso a la A-68 (desdoblamiento de la N-232, Vinaròs-Vitoria-Santander), la construcción del Parador de Morella o la extensión de las Cercanías a Benicàssim y Vinaròs.

Si Rajoy “sigue sin entender” que “Castellón también existe”, los socialistas “nos encargaremos de dejarlo claro en el Congreso de los Diputados”, presentando las enmiendas oportunas”.

Llegado el caso, “habrá que estar atento al papel de los diputados del PP por la provincia de Castellón, Miguel Barrachina y Óscar Clavell, porque “sería imperdonable que hicieran lo mismo que en la tramitación de los presupuestos de 2017, cuando a la vez que votaban contra las enmiendas socialistas que intentaban traer inversiones a Castellón, votaban a favor de que una lluvia de millones de euros fuera para Euskadi y Canarias”. Entonces, “Barrachina y Clavell dejaron claro que, para ellos, el asiento de Rajoy era más importante que el bienestar de los ciudadanos de la provincia de Castellón”.