• Los populares lamentan que el presidente socialista no pare de aumentar el gasto en asesores personales mientras sigue asfixiando a los ayuntamientos de Castellón
  • Martínez (PP): “Ahogar a los ayuntamientos de la provincia es un grave problema que puede complicar su viabilidad”

El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, sigue aumentando y disparando el gasto en asesores mientras mantiene la asfixia a los Ayuntamientos de Castellón. Una cifra que ya supera los 40 millones de euros y que está complicando mucho la subsistencia de los pequeños municipios del interior de Castellón.

Mientras la Generalitat recorta en servicios básicos como la sanidad o la educación, el presidente, el socialista Ximo Puig, sigue aumentando el número de asesores. De hecho, este mismo jueves se ha publicado en el DOGV (Diari Oficial de la Generalitat Valenciana) un nuevo asesor para el presidente ya que más de la mitad del personal eventual trabajan por mejorar su imagen.

Mientras el dinero destinado a la imagen del presidente Puig no para de crecer, el PSOE “ahoga financieramente a los pequeños municipios de Castellón” a los que les debe dinero desde el año pasado. En concreto dinero de atención social, dinero de subvenciones y de programas de empleo.

Tal y como ha denunciado hoy el coordinador general del PPCS, Luis Martínez, “se trata de ayudas, como las de servicios sociales, que los ayuntamientos tienen que anticipar porque no pueden dejar de lado las necesidades más básicas de sus vecinos o de personas con problemas”.

Este hecho está generando graves problemas de tensiones de tesorería “e impide hacer nuevas inversiones para el próximo ejercicio” ya que “estamos hablando de ayuntamientos con recursos limitados”.

Luis Martínez considera que “mientras se hacen fotos y convocan reuniones para trabajar contra la despoblación, no paran de crecer los impagos lo que complica mucho la viabilidad de muchos ayuntamientos”.