• El pasado sábado día 15 del presente mes de diciembre, en salón de plenos de nuestro ayuntamiento de Vinaròs, y por medio del Sr. Alcalde de la ciudad, se le hacía entrega al director de la “Coral Garcia Julbe”, Rossend Aymí i Escolà, de la medalla de la ciudad a la cultura.

 

Otorgamiento este muy merecido y del que el consistorio en todos sus partidos votaron unánimemente para la concesión de este nombramiento.

Rossend desde hace 27 años consecutivos se desplaza varias veces a la semana, para ensayar y dirigir los conciertos que la coral a lo largo del año realiza. Unas 25 actuaciones anuales.

El acto protocolario tuvo lugar en el salón de plenos de nuestro ayuntamiento, con la asistencia de todos los partidos políticos que en él se conforman. Leía un breve “curriculum” el concejal de cultura Marc Albella, en el cual destacaba la enorme labor cultural “a lo largo de una vida”, del maestro-director Rossend, comunicando que la petición de la concesión, había sido aceptada y votada por unanimidad de todos los grupos.

Rossend pasó a recoger la medalla y el correspondiente diploma entregado por el Sr. Alcalde y nos dedicó una seria de agradecimientos a todos los que habían hecho posible este acto.

Cerraba el parlamento el Sr, alcalde de la ciudad Enric Pla, el cual se congratulaba de que en esta ocasión, todos los partidos hubieran estado de acuerdo y votado afirmativamente esta proposición del otorgamiento de su título. Agradecía también el trabajo del homenajeado y se congratulaba por este homenaje que se le dedicaba con posterior concierto en la Arciprestal de La Asunción.

Emotivas fueron las palabras de agradecimiento de Rossend Aymí, el cual se desvivió en agradecer a todos este reconocimiento, el cual hacia que estuviera abrumado por tan importante acto. Todos los parlamentos fueron muy aplaudidos por todos los que llenábamos el salón de plenos.

Seguidamente nos desplazábamos a La Arciprestal de la Asunción para escuchar el programado concierto-homenaje a la figura de Rossend Aymí.

Constó de dos partes muy variados. La primera fue arriba en el coro, en que el organista y componente de la coral Enric Melià i Fortuna, nos ofrecía un par de piezas al órgano,  del compositor Eduardo Torres.

Finalizadas las mismas, la coral dirigida por su maestro-director nos ofrecieron un par de piezas de la “Misa Paschalis”, concretamente las obras; “Santus” y “Agnus Dei”. Para hacer un poco de historia, esta misa la comenzó mossèn Vicent Garcia Julbe, el cual compuso la primera mitad, con las piezas “Kyrye” y “Gloria”. Al fallecer mossèn Vicent, su discípulo Rossend Aymí, compuso estas dos piezas finales que completan la misa.

La última actuación en el coro, fue a cargo de Enric Melià i Fortuna (órgano) y Toni Barberà (trompeta-picolo), en que ambos nos interpretaron la obra de Gaeta Donizetti “Una furtiva lágrima”. Fue bellísima la interpretación de ambos solistas.

La presentadora del acto Marina Albalat anunciaba las piezas a interpretar seguidamente, dando paso al gran amigo de Rossend y estudiante con él en el seminario Ave.li Flors , el cual y conociéndolo desde su niñez y a fondo, le dedicó las palabras más emocionantes al músico y a la persona humilde y buena del homenajeado Rossend Aymí.

Seguidamente salía al presbiterio de La Arciprestal, la coral y la orquesta de la Societat Musical “La Alianza”, que bajo la dirección del maestro-director José Ramón Renovell Renovell, nos ofrecieron 8 áreas del “Mesias” del G.F. Haëndel. Cuatro de estas áreas estuvieron interpretadas por los solistas; Didac Mesa (bajo), Olga Culicova (soprano), Victòria Glechikova (contraalto) y Cecília Aymí (soprano) y a la vez, hija de Rossend y María.

Fue este un gran concierto, en que al finalizar el mismo con la pieza más conocida de este ofertorio, concretamente el “Al-leluia”, todos los presentes que llenaban a rebosar el templo, se pusieron de pié aplaudiendo a todos los intérpretes y director.

José Ramón Renovell, quiso agradecer estas muestras de cariño de los asistentes, y nos regaló un “bis”, interpretando de nuevo el “Al-leluia”, dándose por finalizado el concierto.

Posteriormente en un restaurante de la ciudad, se celebró una cena en honor del homenajeado, en el cual se le regaló el cuadro original del cartel, del artista Juan Edo, así como un bello ramos de flores naturales a la esposa de Rossend, nuestra querida Maria.

Mis felicitaciones al homenajeado, y también a todos los que han hecho posible este homenaje.

                                                                                  I.R.

 

Deixa una resposta

Please enter your comment!
Please enter your name here