En la Iglesia de Sant Bartolomé, el martes 14 de septiembre, tuvo lugar el sacramento de la unción de los enfermos, es un acto litúrgico comunitario realizado por parte de distintas Iglesias cristianas (Iglesia católicaIglesia ortodoxaComunión anglicana) por el cual un presbítero signa con óleo sagrado a un fiel por estar enfermo, en peligro de muerte o simplemente por su edad avanzada. Con esta acción se significa que le es concedida al enfermo o al anciano una gracia especial y eficaz para fortalecerlo y reconfortarlo en su enfermedad, y prepararlo para el encuentro con Dios.

Al final de la misa se repartieron unos dulces elaborados artesanos elaborados por las Monjas Agustinas de Sant Mateo.