Sinergias entre las administraciones públicas y el Obispado de Tortosa para restaurar la iglesia-fortaleza de Canet Lo Roig

0
  • La Generalitat Valenciana, la Diputación de Castellón y la Diócesis de Tortosa seguirán aunando esfuerzos para devolver su esplendor al templo de San Miguel Arcángel
“Es un día de alegría y celebración”, con estas palabras ha iniciado hoy su parlamento la alcaldesa de Canet Lo Roig, María Ángeles Pallarés, que ha ejercido de maestra de ceremonías en el acto de presentación de las obras que se han llevado a cabo en la iglesía-fortaleza San Miguel Arcángel, resumiendo así el sentir propio y el de muchos vecinos de la localidad que han visto materializados unos trabajos largamente reivindicados. 
 
La alcaldesa ha aprovechado su intervención para solicitar el apoyo de las administraciones superiores y los estamentos eclesiásticos para continuar recuperando otros espacios del emblemático monumento. La petición de Pallarés no ha caído en saco roto y tanto el presidente de la Diputación, Javier Moliner, como el obispo de la Diócesis de Tortosa, Enrique Benavent, le han transladado “el compromiso de seguir trabajando juntos para poner en valor el templo”. 
Monseñor Enrique Benavent ha agradecido la implicación de la Generalitat y la Diputación, “por hacer posible la intervención”, a la vez que ha asegurado que “cuidar el patrimonio es cuidar al pueblo”. 
 
Por su parte, Moliner ha destacado “el grado de sensibilidad del Obispado por intentar que las iglesias de la provincia sean las mejores conservadas”, y si bien reconoció que en la iglesia-fortaleza de Canet Lo Roig “queda mucho por hacer”, expresó “la firme voluntad de la Diputación de Castellón para que, de aquí a unos años, la gente pueda contemplar con satisfacción que el templo recupere el esplendor que tuvo”. El presidente de la administración provincial también manifestó su deseo de continuar con el trabajo conjunto, “que este sea el primer paso de un largo camino de colaboración”, concluyó.
 
Pallarés ha recordado que las obras de reparación y consolidación de la cornisa del templo tuvieron un presupuesto total de  37.385.4 euros y contaron con varias líneas de financiación: 24.647,70 euros fueron sufragados a través del programa ‘Recuperem Patrimoni’, promovido por la Conselleria de Educación, Investigación, Cultura y Deporte y, el resto, fue asumido por el Obispado de Tortosa (9.664,27 euros) y por la parroquia de San Miguel (3.073,43 euros) con las aportaciones que realizaron los feligreses. En cuanto a los trabajos acometidos en el campanario,  fueron sufragados a través de un convenio de colaboración entre la Diputación de Castellón y el Obispado de Tortosa, con un presupuesto de  86.090,43 euros. La empresa adjudicataria de las obras fue E.I. ARTOLA S.L.
 
LOS TRABAJOS SACAN A LA LUZ UN RETABLO DEL SIGLO XIV
 
El arquitecto Arturo Zaragozá ha sido el encargado de detallar los trabajos realizados, “además de las mejoras, que son visibles, las obras han permitido recuperar tres trozos de un antiguo retablo que data del siglo XIV”. Asimismo, ha destacado que el templo es una muestra “de la historia del arte en un solo edificio porque son tres iglesias de distintas épocas en una, pues aún se conservan muros del siglo XIII, vestigios del siglo XIV, parte de la ampliación realizada en el siglo XVI y elementos del neoclásico del siglo XVIII”.  Zaragozá también ha puesto en relieve las pinturas originales existentes, “son únicas en la provincia y muy escasas en toda España”. 
 
El acto de presentación ha contado también con la asistencia de los vicepresidentes y diputados de Cultura y Turismo, Vicent Sales y Andrés Martínez; el alcalde de Xert, Rosendo Segarra y el párroco  Jose Mª Valle Martí. 
 

Deixa una resposta

Please enter your comment!
Please enter your name here