• La diputada de Deportes ha presentado hoy en Castelló la competición, que “pone a la provincia como referente deportivo y da a conocer los maravillosos municipios que la conforman”

La provincia de Castellón está preparada para acoger la tercera edición del ultratrail ‘Top of the Rock’, una carrera de 120 kilómetros que se ha consolidado como una de las pruebas por etapas de referencia del calendario deportivo castellonense. El Espai Cultural Obert Les Aules ha acogido esta mañana este evento que se realizará en tres etapas los días 22, 23 y 24 de octubre. La competición ha sido presentada por la diputada de Deportes, Tania Baños, y el organizador de la prueba, Manu García.

Baños ha afirmado que esta prueba “cuenta con uno de los recorridos más atractivos y bonitos del país, lo que sumado a su potencial mediático ayudará a posicionar a nuestra provincia como referente deportivo y dará a conocer los maravillosos municipios del interior provincial”.

Al respecto, el organizador del evento, Manu García, ha agradecido el apoyo mostrado por la Diputación y ha explicado que esta prueba “abre la puerta a que deportistas de fuera puedan disfrutar corriendo de nuestros increíbles pueblos y paisajes”.

Las etapas

‘Top of the Rock Ultra Trail’ partirá el día 22 de octubre de Castelló, comenzando por la etapa reina de 45 kilómetros. La segunda etapa acabará en Benassal, tras haber recorrido 37 kilómetros; y en la última y definitiva etapa, se coronará el castillo de Morella después de recorrer otros 38 kilómetros. Además, los participantes disfrutarán en su camino de poblaciones como la Pobla Tornesa, de lugares emblemáticos como el Castillo de Vilafamés, senderos como el GR33 o la ruta dels Molins de Vent, y de enclaves de gran tradición templaria como Culla y Benassal, sumando entre las tres etapas 120 kilómetros y 4.900 metros de desnivel acumulado positivo.

La temática de la prueba vincula localizaciones medievales y senderos milenarios, donde los participantes tienen el desafío de partir desde la capital de la provincia al nivel del mar y, a través de tres etapas, alcanzar la cima de la roca (Top of the Rock).

A parte de la dificultad en cuanto a distancia y desnivel, la prueba se enmarca en el concepto de semi-autosuficiencia, es decir, el participante debe llevar una serie de material obligatorio siempre consigo, tanto de seguridad, como de alimentación, ya que sólo hay entre 2 y 3 avituallamientos por etapa y, hasta alcanzarlos, los corredores deben ser autosuficientes en materia de hidratación y nutrición.