En las calles de Benicarló, vergonzoso el estado de los contenedores, un domingo por la tarde en las calles de la ciudad.