Desde el inicio de la pandemia el Partido Popular de Vinaròs ha estado, y seguimos, centrados en lo realmente importante que es proteger la salud de los vinarocenses y ofrecer alternativas y generar propuestas para salvar la economía local.

Al gobierno tripartito de Vinaròs, encabezado por el PSPV-PSOE, únicamente le ha preocupado aparentar ante los medios de comunicación, aunque su gestión fuera nula. Decenas de autónomos, comercios y pequeñas empresas de Vinaròs han visto como durante 14 meses desde el Ayuntamiento no se ofrecía ninguna ayuda. Llegan ahora, tarde y mal, con cuentagotas, por un gobierno local y autonómico a remolque.

Es hoy momento de recordar que el 5 de mayo de 2020, hace ahora justo un año, el Partido Popular propuso en la única reunión convocada por el Alcalde para tratar la pandemia, una reducción del 10% del IBI, la supresión de la tasa de basuras para el año 2020 y 2021 y una línea de ayudas para autónomos y asimilados. El gobierno local calló, recaudó todos los impuestos, le sobraron 2,4 millones de euros y no hizo nada.

Por eso en momentos de dificultad se necesita de un gobierno valiente, con ideas y proyectos de ciudad, con las ideas claras y la determinación para ayudar a quienes peor lo están pasando. Hoy Vinaròs tiene un tripartito que sabe gastar a manos llenas en sus caprichos pero que olvida a los vinarocenses que levantan cada día la persiana de su negocio.

Hoy más que nunca el Partido Popular de Vinaròs sigue reclamando una bajada de impuestos real para todos los vinarocenses, que sirva para reactivar la economía y un compromiso del gobierno local de escuchar a todos los partidos, a todos los sectores económicos y plantear los retos de nuestra ciudad a medio plazo. El tripartito no puede seguir haciendo oídos sordos a una sociedad que le reclama acción ante su parálisis.

Quienes hoy ostentan el gobierno municipal han demostrado que les preocupa más su reelección que los vinarocenses. Siguen asfixiando con los impuestos a centenares de familias que no tienen hoy los ingresos que tenían hace un año.

Frente a un gobierno insensible estarán siempre las propuestas del Partido Popular de bajadas de impuestos, ayudas a los sectores económicos e impulso a nuestra economía. Saldremos adelante si los problemas se afrontan de cara y con valentía, justo lo contrario de la actitud del tripartito.

Lluís Gandía