Final de partido muy cruel para los peñiscolanos que vieron cómo Jaén Paraíso Interior empataba el partido a falta de 0.9 segundos, después de un disparo lejano del portero visitante, Marcao. Resultado insuficiente para los de Carlos Sánchez en su pelea por el descenso, que encima ven alejarse a sus rivales directos en la clasificación, en una jornada para el olvido. Con el reparto de puntos con los andaluces, al Peñíscola se le corta la racha de dos victorias seguidas y sigue en puestos de promoción a la Segunda RFEF Futsal.

Un final trepidante tras un partido de muchas alternativas en el juego y en el que pudo ganar cualquiera. Primer tiempo con ocasiones para los dos equipos y con mucha igualdad que solo se rompió tras una jugada de estrategia en la que Bingyoba remató a placer para poner el 0-1. Antes, las dos escuadras tuvieron sus oportunidades de gol pero sin demasiada claridad. Paniagua dispuso de un remate de cabeza que se fue alto e Igor lo intentó desde lejos. Mientras, la más clara de Jaén fue un disparo de Antonio desde su área que casi sorprende a Molina.

Después del gol, al Peñíscola se le complicaba el partido al estar además con cinco faltas. Jaén pudo ampliar diferencias pero Mithyue lanzó al palo. Antes del descanso, los del Bajo Maestragzo tuvieron sus oportunidades de empatar, pero Marcao lo evitó con sendas intervenciones de mérito ante Rahali y Kevin, respectivamente.

En el segundo tiempo, el Peñíscola salió mejor; a los diez segundos casi llega el empate con una jugada que Marcao le detuvo a Rumbo y cuyo rechace casi marca Igor. Y en el minuto 24, Rubén Orzáez se inventó el gol del empate tras una magistral jugada individual en la que dejó atrás a Antonio y superó por alto la salida de Marcao.

El gol no le sentó bien a Jaén y Peñíscola tuvo sus mejores minutos en el encuentro, perdonando el 2-1 en dos ocasiones. El Portero brasileño de Jaén salvó el gol ante Rahali y Luciano Gauna la mandó al palo con todo a favor. A partir de ahí, los jiennenses reaccionaron y se hicieron con el control del partido. Los peñiscolanos buscaron entonces su opción a la contra pero las oportunidades más claras eran para los andaluces. Antonio la estrelló en el palo en el minuto 31 y casi a continuación Molina le detuvo un mano a mano a Bingyoba. En el 34, tras un saque de córner, Alan Brandi la mandó al larguero. Pudo haber sido el 1-2 pero el marcador no se movió.

Con todo por decidir, en los últimos minutos, el Peñíscola sacó portero jugador.

Prácticamente en el primer ataque de cinco, Tuli marcaba en el segundo palo el 2-1. Jaén se vio obligado a responder haciendo lo propio, con Míchel con la camiseta negra de portero jugador. Quedaban menos de tres minutos y los peñiscolanos se defendieron bien y a punto estuvieron de poner el 3-1 tras un robo de Rubén Orzáez.

Y en el cara o cruz final, al Peñíscola le salió cruz esta vez. La afición ya festejaba el triunfo cuando Carlitos puso en juego un saque de banda a falta de tres segundos que Marcao, el portero, incorporado al ataque, convirtió en el 2-2 con un derechazo lejano. El balón se coló entre las piernas de todos los jugadores y supuso un auténtico mazazo para los intereses peñiscolanos.

A falta de tres jornadas, el Peñíscola ocupa zona de promoción, a seis puntos de la permanencia, con un partido más que Córdoba y Osasuna, y con dos puntos sobre el descenso, que lo marca Burela, que tiene cuatro partidos menos y que visitará el Pabellón Municipal el martes 25. La competición regresa el martes 18 con la Jornada 32 en la que el Peñíscola visitará al Real Betis FS.